Pastel de Zanahoria Vegano

  • Pastel de Zanahoria
    y Piña

  • Pastel de Zanahoria
    y Coco

  • Pastel de Zanahoria
    Thermomix

  • Pastel de Zanahoria
    y Queso

  • Pastel de Zanahoria
    y Nueces


  • "Pastel de Zanahoria Vegano"

    Pastel de Zanahoria Vegano



    Este pastel de zanahoria es especial para personas que lleven una alimentación vegana. Te explicamos cómo hacerlo paso a paso para que no tengas ningún problema para disfrutar de este pastel.
    Ingredientes:

    . Zanahoria, 215 gramos
    . Azúcar moreno, 110 gramos
    . Harina integral, 210 gramos
    . Levadura, medio sobre
    . Un poco de bicarbonato
    . Uvas pasas
    . Nuez moscada y canela
    . Aceite de oliva
    . Jugo de una naranja




    Preparación:

    Como hacemos siempre que vamos a hornear un pastel de zanahoria, preparamos el molde y el horno. El horno lo ponemos ya calentar tanto abajo como arriba a 180ºC. Y el molde, tras elegir el que usaremos, le untamos mantequilla y por encima espolvoreamos harina, tanto por la base como por las paredes.

    Y vamos a ponernos ya manos a la obra con la receta para hacer el pastel de zanahoria vegano. Lo primero que haremos será poner todos los ingredientes secos en un bol o recipiente de tamaño apropiado. La harina hay que tamizarla antes, por si trae grumos que resultarán molestos. Una vez los tengamos todos, removeremos bien para que se mezclen entre ellos.

    
    A esta mezcla anterior vamos a echarle los huevos un poco batidos previamente, el zumo exprimido de una naranja y un buen chorreón de aceite de oliva. Seguimos mezclando y batiendo con un cucharón o unas varillas eléctricas, que siempre facilitan la tarea de batir y ayudan a que no queden grumos indeseados.

    Esta masa resultante la vamos a echar en el molde que elegimos y preparamos al comienzo, y si el horno ya está a la temperatura deseada, lo metemos a hornear durante unos 40 minutos más o menos. Cuando veamos que por fuera está listo, pinchamos el interior para ver si también está en su punto. Si es así lo sacamos ya del horno, y si no, pues esperamos un poco y volvemos a comprobar.


    Cuando lo saques, primero deja unos minutos que temple fuera del horno, y después desmóldalo con cuidado. Déjalo enfriar del todo sobre unas rejillas, para que se enfríe por debajo también. Cuando esté del todo frío, ya puedes servirlo. Verás que rico te ha quedado.