Pastel de Zanahoria y Nata

  • Pastel de Zanahoria
    y Piña

  • Pastel de Zanahoria
    y Coco

  • Pastel de Zanahoria
    Thermomix

  • Pastel de Zanahoria
    y Queso

  • Pastel de Zanahoria
    y Nueces


  • "Pastel de Zanahoria y Nata"

    Pastel de Zanahoria y Nata



    Este pastel de zanahoria y nata es una receta muy sabrosa, y que estamos seguros que te encantará si la pruebas. Te mostramos paso a paso como poder hacerla en casa, por si te animas.

    Ingredientes:

    . Zanahorias, 325 gramos
    . Huevos, 6 grandes
    . Nata montada, 280 gramos
    . Azúcar, 360 gramos
    . Harina de repostería, 200 gramos
    . Piel de un limón
    . Almendras trituradas, 225 gramos




    Preparación:

    Comienza antes de nada a preparar el horno y el molde donde vayas a hacer el pastel de zanahoria y nata. El horno hay que precalentarlo a 180ºC, mejor hacerlo antes de empezar con la receta, ya que así al final lo tendrás listo para usar y no tendrás que esperar. Y el molde hay que untarlo con mantequilla o margarina por todos lados y esparcir por encima un poco de harina, para que no se pegue nada.

    Y empezando ya con la receta, cogemos las zanahorias, las lavamos bien, las pelamos y luego con un rallador vamos a rallarlas lo más finas que podamos. Las apartamos para usar más adelante. Coge un bol grande y tamiza en el mismo la harina de repostería, para quitarle los grumos que pudiera tener.

    
    En un recipiente o vaso para la batidora, echamos los huevos y el azúcar, y batimos con las varillas colocadas en la batidora. Veras que se forma una mezcla cremosa y de color amarillento. Añadimos los huevos y volvemos a batir bien, hasta que se mezclen con lo anterior.

    Incorporamos a esa mezcla las zanahorias ralladas, las almendras trituradas y la ralladura de la piel del limón, y mezclamos para repartir bien. Luego vamos a ir añadiendo la harina, pero sin dejar de batir y agregándola poco a poco, no de golpe. Hay que seguir con el proceso hasta que toda la harina se haya integrado bien y quede una masa sin grumos.


    Rellenamos el molde con esa masa anterior y horneamos unos 40 minutos hasta que el pastel esté bien hecho tanto por fuera como por dentro. Es importante cerciorarse que el interior no queda crudo. Cuando lo saques, deja templar unos minutos, desmóldalo y deja que se enfríe sobre unas rejillas. Cuando se enfríe del todo, lo decoramos por encima con la nata montada, intentando que quede bonito. Si quieres puedes añadir por encima con algún otro ingrediente que te guste, como por ejemplo unas cerezas.