Pastel de Zanahoria y Piña

  • Pastel de Zanahoria
    y Piña

  • Pastel de Zanahoria
    y Coco

  • Pastel de Zanahoria
    Thermomix

  • Pastel de Zanahoria
    y Queso

  • Pastel de Zanahoria
    y Nueces


  • "Pastel de Zanahoria y Piña"

    Pastel de Zanahoria y Piña





    Prepara un delicioso pastel de zanahoria y piña con la ayuda de esta receta, que te vamos a detallar paso a paso para facilitarte su elaboración. Seguro que te encanta el resultado.

    Ingredientes para la base:

    . Zanahorias, un par grandes
    . Huevos, cuatro de tamaño grande
    . Harina de repostería, 2 vasos
    . Azúcar, 2 vasos
    . Piña, una lata
    . Aceite de oliva suave
    . Canela en polvo, una cucharadita
    . Nueces picadas
    . Sal

    Ingredientes para la cobertura:

    . Queso cremoso, 400 gramos
    . Azúcar, 1 vaso



    Preparación:

    Comenzaremos preparando el molde en el que vayamos a preparar este pastel de zanahoria y piña. Lo vamos a engrasar con un poco de mantequilla por la base y los bordes, y después harina espolvoreada por encima de la mantequilla. Esto se hace para que no se pegue el pastel al hornearlo. También vamos a poner el horno a 180ºC para que a la hora de necesitarlo esté ya listo.

    Nos ponemos ya con la preparación del pastel, para ello vamos a comenzar rallando las zanahorias, usando un rallador fino, ya que cuanto más finita estén, mejor textura obtendremos en el pastel. También cortaremos la piña en pequeños trozos, en daditos. Usa la cantidad que más te guste, con 5 o 6 rodajas queda bien.

    




    Por otro lado batiremos los huevos junto a chorreón de aceite de oliva suave. Cuando se hayan mezclado bien, añadiremos la zanahoria que teníamos rallada, los trozos de piña cortados y un puñado de nueces trituradas, para dar un toque de sabor pero sin pasarse. Removemos bien la mezcla para que los ingredientes queden bien repartidos.

    En otro recipiente amplio vamos a mezclar los ingredientes secos, es decir, la harina junto a la levadura, que se tamiza antes de nada, la canela en polvo, el azúcar y una pizca de sal. Mézclalos un poco con las manos, para repartirlos bien, y cuando lo hagas, hay que ir agregando la mezcla poco a poco a la mezcla que batimos anteriormente. No lo hagas nunca de golpe, sino poco a poco y sin dejar de batir con las varillas. Debe quedar la masa sin grumos y homogénea.


    Vertemos esa mezcla final en el molde que preparamos al inicio, y lo mentemos en el horno, que ya estará a 180ºC, durante unos 45 minutos. Mientras se hornea vamos a hacer la cobertura. Para ello batimos con las varillas el queso cremoso y el azúcar, hasta formar una pasta cremosa. Una vez se haya hecho el pastel, dejamos enfriar del todo sobre unas rejillas y luego lo cubrimos por encima con la cobertura. Si quieres puedes cortarlo por la mitad y untar por dentro también. Y mételo en la nevera para enfriar bien antes de servirlo para comer.